Edición on-line
inicio     buscar artículo     política de privacidad     créditos     contactar
 
 
 
 
en este número
Relación de contenidos
   
 
  Acceda a los artículos publicados en el último número a través de este menú.
EDITORIAL
LA SANIDAD FORESTAL
ANTICIPANDO EL FUTURO
HOCES DEL CABRIEL
EDUCANDO PARA LA SOSTENIBILIDAD
CAMBIO CLIMÁTICO Y SOSTENIBILIDAD
BREVES
 
 
buscar en este número
Buscador avanzado
 
Buscar palabras o frases o autores solo en este número de revista.
  buscar  
 
 
artículos más vistos
Artículos más visitados
 
  Acceda a los artículos más vistos de todos los números publicados.
PARQUES Y JARDINES URBANOS
Revista número: 16
Autor: Pedro M. López Medina
EDITORIAL
Revista número: 25
EL PITÓN VOLCÁNICO DE CANCARIX
Revista número: 21
Autor: Mª Elena Gómez Sánchez
 
 
  SANIDAD FORESTAL
 
 
Versión imprimible   Enviar a un amigo
 
 
Orugas de procesionaria en bolsón
Hasta la fecha, la prevención y lucha contra las plagas y enfermedades de carácter forestal no tenía en esta región una estructura técnica específica y autónoma, tanto en sus aspectos funcionales como presupuestarios, y tanto en el ámbito de servicios centrales como periféricos, debido en algún modo a que la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural es un órgano de nueva creación por lo que sus competencias y funciones eran asumidas hasta el mes de mayo de 2003 por la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente.

Dentro de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente, el control de la sanidad vegetal, desde el punto de vista organizativo y funcional, no distinguía las plagas y enfermedades agrícolas de las forestales, (o, con carácter más general, espacios verdes), quedando el tema de la sanidad forestal casi únicamente dedicado a los tratamientos contra la procesionaria del pino que se han venido realizando gracias a la buena disposición y estrecha colaboración entre técnicos de sanidad vegetal y del medio natural.

Oruga de Lymantria dispar
 
No es hasta 2005 cuando se produce una asignación de esta competencia: (”La prevención y el tratamiento de enfermedades y plagas forestales” a la Dirección General del Medio Natural a través del Decreto 147/2005 por el que se establece la estructura orgánica y las competencias de los distintos órganos de la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural. Estas competencias han sido asumidas recientemente por la nueva Dirección de Política Forestal.

Esta Dirección General está ejerciendo estas competencias a través del Servicio de Protección del Medio Natural, realizando una serie de actuaciones que se resumen a continuación:
1. Red de seguimiento de daños forestales de Castilla-La Mancha
 
¿Cuáles son los objetivos de la RED de Seguimiento de Daños Forestales en Castilla La Mancha?

 
Parcela de la red de daños
Con el establecimiento de esta red, se pretende poner en marcha un programa de seguimiento del estado sanitario de las masas forestales de nuestra Región con los siguientes objetivos:

Cumplimiento de la Línea VI del Plan de Conservación del Medio Natural de Castilla-La Mancha.

Proporcionar a la administración forestal información periódica y actualizada sobre el estado de salud de los montes que gestionan

Instalación de infraestructura de evaluación de los montes conforme a la normativa comunitaria, de eficacia contrastada en este tipo de trabajos, lo que permite:
  • Evaluación periódica y estandarizada


  • Homogeneización y comparación de resultados con otras redes nacionales y autonómicas


  • Integración de la Sanidad Forestal de Castilla-La Mancha en los programas nacionales fitosanitarios


  • Aprovechamiento de los resultados y conclusiones de otras redes


  • Detección temprana de áreas debilitadas


  • Detección y diagnóstico de agentes dañinos en los montes
 
Trampa para capturar escolítidos
Posibilidad de abordar fenómenos de gran interés para la gestión forestal:
  • Afecciones por sequía


  • Respuesta frente a tratamientos selvícolas


  • Estado del arbolado protector frente a fenómenos erosivos


  • Seguimiento de especies arbóreas, áreas o ecosistemas de interés
Examen de problemas fitosanitarios necesitados de intervención rápida
  • Bursaphelenchus xylophilus (Nemátodo del pino)


  • Fusarium circinatum (Chancro resinoso del pino)
 
En definitiva, a través de la Red de Seguimiento podemos obtener un balance periódico sobre la variación espacial y temporal del estado de los bosques, al mismo tiempo que pueda ser reflejo de problemas de gran extensión que afecten a la salud del arbolado.

¿En que consiste?
La Red de Seguimiento de Daños Forestales de Castilla-La Mancha consiste en la instalación de una Red de puntos fijos, distribuidos de forma sistemática con dos niveles de resolución:

RANGO I: Una malla de 8x8 km. que cubre la totalidad de la superficie forestal de la región según el Segundo Inventario Forestal Nacional (elaborado entre los años 1992-1993).

 
Uso de feromona para control de Paranthrene tabaniformis
RANGO II: Una malla de 4x4 km., desdoblada de la anterior, sobre los Espacios Naturales Protegidos de la Comunidad Autónoma, con el objeto de obtener datos de mayor precisión para estos Espacios.

Todos los puntos se han definido con exactitud en fichas de campo y mediante croquis detallado que garantiza la localización del mismo en las siguientes campañas.

Parámetros medidos:

La metodología de toma y proceso de datos se basa en la empleada en la Red Europea de Nivel I. Tanto la localización de los pies como el cumplimentado de ficha de campo se ha realizado atendiendo al Reglamento Comunitario 1696/87/CEE.

Para poder definir el estado sanitario de las masas se toman datos de una serie de indicadores fitosanitarios previamente definidos (defoliación, decoloración, síntomas observados y agentes dañinos actuantes o daños T (intensidad de los mismos), que se han agrupado en las siguientes categorías:

T1: Animales o pastoreo.
T2: Insectos y ácaros.
T3: Hongos, bacterias, virus y fanerógamas parásitas.
T4: Daños abióticos
T5: Acción directa del hombre.
T6: Incendios.
T7: Contaminante local o regional conocido.
T8: Otros daños.

Trampa tipo delta para captura de mariposas


  
  
 
  
  
 
+ Info
Distribución de las parcelas de la red de daños de Castilla la Mancha
2. Uso de feromonas
 
¿Qué son las feromonas?

 
Las feromonas son sustancias generadas por los animales a través de glándulas propias de secreción externa. Dentro de ellas las que actualmente tienen interés en su relación con insectos forestales son las feromonas sexuales y las feromonas de agregación.

Las feromonas sexuales son generadas por las hembras que atraen por vía olfativa a los machos

Las feromonas de agregación son producidas por machos o hembras tras el comienzo de su alimentación en la planta hospedadora. Generan una mezcla de feromona sexual y atrayentes químicos de la planta que atraen indistintamente a machos y hembras en cantidades importantes.

¿Para qué se usan las feromonas?

Las formas de utilización de estas feromonas son las siguientes:
  • Detectar la presencia de un insecto.


  • Elaboración de la curva de vuelo


  • Obtención del nivel de población


  • Trampeo masivo


  • Confusión sexual.
Pero el más importante uso de estas sustancias, es para el control y mantenimiento del equilibrio de la población de insectos, como hemos podido comprobar según las experiencias obtenidas para el control de la población de Ips sexdentatus en la masa de pinar afectada por el incendio del Rodenal en la provincia de Guadalajara.

Las feromonas que se han utilizado en las distintas provincias son las de Thaumetopoea pityocampa, Paranthrene tabaniformis, Rhyacionia buoliana; Ips acuminatus, e Ips sexdentatus.

Muérdago sobre Pinus Sylvestris
3. Rodalización de las masas de pinar
 
Para establecer una sistemática en el proceso de seguimiento y control de la procesionaria de pino (Thaumetopoea pityocampa), se está llevando a cabo en Castilla la Mancha la división de las masas de pinar en rodales, que se definen como la unidad forestal donde la plaga se comporta de una forma homogénea. El nivel de infestación se evaluará anualmente en cada uno de estos rodales.

El objetivo final es establecer una planificación lo más científica posible de los tratamientos si fueran necesarios.
  
 
En cumplimiento de la normativa se realizan anualmente prospecciones para verificar la ausencia de organismos nocivos en nuestra región.
4. Caracterización y localización de focos de quercus que presentan síntomas de seca.
 
Galerías del escarabajo perforador Scolytus en olmo
 
Durante el año 2006 se llevó a cabo la caracterización y localización de focos de Quercus con síntomas de seca en la provincia de Toledo con la colaboración y financiación del Servicio de Protección de los Montes contra los Agentes Nocivos del Ministerio de Medio Ambiente

Con el fin de tener controlados estos focos y poder seguir su evolución, así como poder tomar decisiones ante un empeoramiento de la situación se ha llevado a cabo durante el 2007 un inventario para la localización de estos focos de seca en las restantes provincias.
5. Censo de olmos autóctonos resistentes a la grafiosis
 
En el año 2004 se inició por parte del Ministerio de Medio Ambiente, un censo de olmos autóctonos resistentes de forma natural a la grafiosis, cuyo fin es inventariar resistencias naturales, las cuales son posteriormente estudiadas a través de un Convenio con la ETSIM de la Universidad Politécnica, con vistas a la caracterización de los individuos y su conservación como recurso genético, en la línea del diseño de futuras poblaciones resistentes a la grafiosis agresiva.

Con el fin de colaborar con el Ministerio de Medio Ambiente y poder obtener la caracterización y grado de resistencia real de los olmos que sobreviven en Castilla la mancha, con vistas a su futura recuperación, se ha distribuido en las provincias una modelo de ficha para inventariar los olmos autóctonos existentes en la Región.

En función de las fichas obtenidas, el Ministerio de Medio Ambiente revisará las localizaciones, para elaborar en común un censo lo más completo posible de poblaciones vivas resistentes, incluyendo su identificación definitiva, diagnosis de resistencia y marcaje genético si fuera necesaria la identificación vía PCR; con vistas a la conservación y diseminación futura de individuos resistentes.
6. Prospecciones fitosanitarias preceptivas europeas (organismos nocivos en cuarentena).
 
Daños por grafiosis

La normativa que regula la protección contra la introducción y difusión en la Unión Europea de los organismos nocivos para los vegetales o productos vegetales es El R. D 58/2005 que traspone la normativa Europa a nuestro ordenamiento jurídico. En este Real Decreto hay una serie de anexos en los que se determina que tipo de organismos puede causar daños y cómo actuar ante su posible introducción en los países Europeos. Los organismos de cuarentena que más nos preocupan y que pueden causar daños en Castilla La Mancha son los siguientes:

6.1 Fusarium circinatum

Este patógeno causa el denominado chancro resinoso de los pinos, grave enfermedad que ocasiona chancros resinosos y muerte de ramas en pies adultos, junto con pudrición radicular y del cuello de la raíz (“damping-Of.”) en viveros, al ser capaz de infectar estructuras vegetativas o reproductivas en diferente estado de maduración, produciendo por tanto síntomas distintos. Ocasiona asimismo elevadas pérdidas económicas en las masas forestales afectadas, pues su presencia supone la declaración de cuarentena de toda la madera, semilla y planta de vivero en la región afectada.

En mayo de 2006, es aprobado el Real Decreto 637/2006 de 26 de mayo, por el que se establece el programa nacional de erradicación y control del hongo Fusarium circinatum Niremberg & O’donnell, con el fin de poder coordinar el conjunto de actuaciones tendentes a localizar y erradicar dicho organismo, eliminando cualquier tipo de contagio, adoptando así las medidas de salvaguardia de conformidad con lo establecido en el Art. 16.2 del Real Decreto 58/2005, de 21 de enero, por el que se adoptan las medidas de protección contra la introducción y difusión en el territorio nacional y de la Comunidad Europea de organismos nocivos para los vegetales o productos vegetales, así como para la exportación y tránsito a terceros países.

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en cumplimiento de lo dispuesto en la normativa anteriormente indicada, anualmente pone en marcha una prospección de inspección visual en masas forestales de las especies sensibles al patógeno. Para estos muestreos se ha utilizado como red de muestreo de referencia la Red de seguimiento de Daños Forestales de Castilla-La Mancha replanteada en el año 2005.

En la prospección de 2007 se encontraron hasta 8 árboles con resinosis y/o puntisecados, sintomatología que parecía relacionada con Fusarium circinatum pero también con otros daños, por lo que en los casos en los que el causante era otro agente conocido (ejemplo el fuego) no se creyó necesario coger muestra, se dejó en cualquier caso el árbol marcado en el campo para siguientes prospecciones. Se marcaron así 10 árboles sintomáticos en 8 puntos de prospección (1 en Cuenca y 1 en Guadalajara). En Cuenca se tomaron 5 muestras y en Guadalajara fueron 3 muestras. Estas muestras se enviaron al laboratorio Regional Agrario para su análisis, resultando todas ellas negativas.

6.2 Bursaphelenchus xylophilus

El nematodo del pino (Bursaphelenchus xylophilus) es un gusano cilíndrico cuya longitud es inferior a 1 mm por lo que únicamente se puede detectar con microscopio.

Este nematodo está íntimamente ligado a los coleópteros del género Monochamus, insectos que actúan como vector de propagación, ya que cuando el nematodo ha pasado por cuatro estados juveniles (en el interior del árbol) “busca” a los adultos inmaduros pegándose a su cuerpo y son transportados por estos a otro pie. Las larvas de los gusanos se introducen en el nuevo pie bien por las picaduras de alimentación o bien al efectuar la oviposición las hembras de los escarabajos. Tanto los adultos como las larvas de este nematodo se alimentan de las células de la madera y hongos introducidos por los insectos secundarios. Los síntomas de la enfermedad que provoca son el marchitamiento y muerte muy muy rápida de los pies afectados, además se produce una reducción importante en la formación de resina.

De igual modo que con Fusarium circinatum a la vez que se hace el seguimiento de las red de daños se observan también los síntomas que pudiera ocasionar el nematodo del pino Bursaphelenchus xylophilus. En el caso de que apareciera algún síntoma, se procedería a la toma de muestras para enviar al Laboratorio de Referencia y confirmar o denegar su presencia. En las inspecciones de este año no se ha observado ningún daño que pudiera ser debido a este nematodo. Este seguimiento se realiza únicamente en masas con decaimiento sin motivo aparente, según acuerdo de la Reunión por el Grupo de Trabajo Fitosanitario de Forestales Parques y Jardines.
Susana Ayuso Domingo
Servicio de Protección del Medio Natural
Dirección General de Política Forestal
  subir  
 
       
©2008. Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural.
Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha