Edición on-line
inicio     buscar artículo     política de privacidad     créditos     contactar
 
 
 
 
en este número
Relación de contenidos
   
 
  Acceda a los artículos publicados en el último número a través de este menú.
EDITORIAL
INICIO DEL PLAN DE ORDENACIÓN
CABAÑEROS/VALLE DE ALCUDIA
CONSERVACIÓN DEL CERNÍCALO
RUTAS Y SENDEROS
ASPECTOS MEDIOAMBIENTALES
BREVES
 
 
buscar en este número
Buscador avanzado
 
Buscar palabras o frases o autores solo en este número de revista.
  buscar  
 
 
artículos más vistos
Artículos más visitados
 
  Acceda a los artículos más vistos de todos los números publicados.
PARQUES Y JARDINES URBANOS
Revista número: 16
Autor: Pedro M. López Medina
EDITORIAL
Revista número: 25
EL PITÓN VOLCÁNICO DE CANCARIX
Revista número: 21
Autor: Mª Elena Gómez Sánchez
 
 
  ÁREAS PROTEGIDAS
 
 
Versión imprimible   Enviar a un amigo
 

 
La ganadería extensiva junto al aprovechamiento forestal constituyen dos de los usos a fomentar en el territorio.
La Ley 9/1999, de 26 de mayo, de Conservación de la Naturaleza, prevé en su artículo 61 que la Administración Castellano-Manchega debe velar por la protección e inclusión en la Red Regional de Áreas Protegidas de las partes del territorio que resulten representativas de los ecosistemas, paisajes naturales y formaciones geológicas de Castilla-La Mancha, así como de las que contengan manifestaciones valiosas de los tipos de hábitat y elementos geomorfológicos declarados de protección especial por esta Ley.

Por su parte, el Plan de Conservación del medio Natural de Castilla-La Mancha ya incluía directrices para la determinación de la Red Regional de Áreas Protegidas, que debe englobar las áreas más importantes para la conservación de la diversidad biológica de la región, propugnando el inicio de la ordenación de los recursos naturales en las zonas que, de acuerdo con el nivel actual de los conocimientos sobre el medio natural, cumplen de forma indiscutible los criterios expresados por las citadas directrices. Tal es el caso de la Sierra Norte de Guadalajara, también conocida como “Sierra de Ayllón”, que se localiza en el sector oriental del Sistema Central y ocupa el cuadrante noroccidental de la provincia de Guadalajara.
El medio natural de la Sierra Norte
 
Los distintos cursos de agua que recorren la Sierra dan lugar a valles encajados, cascadas naturales y hoces fluviales de gran valor ecológico.
 
En la Sierra Norte de Guadalajara se ubican tres espacios naturales protegidos incluidos en la Red Regional de Áreas Protegidas: el Parque Natural del Hayedo de Tejera Negra, declarado en 1978 por Real Decreto 3158/1978, de 10 de noviembre, con una superficie de 1.641 hectáreas; la Reserva Natural del Pico del Lobo-Cebollera, declarada por Decreto 183/2005, de 6 de noviembre, con una superficie de 9.829 ha; y la Reserva Fluvial del río Pelagallinas, declarada por Decreto 287/2003, de 7 de octubre, con una superficie de 362 ha.

Por otro lado, el valor natural de este macizo ha motivado su inclusión en la Zona de Especial Protección para las Aves y Lugar de Importancia Comunitaria ES0000164 “Sierra de Ayllón”, integrando así la Red NATURA 2000, en aplicación de la Directiva 79/409/CEE del Consejo, de 2 de abril de 1979, relativa a la Conservación de las Aves Silvestres y de la Directiva 92/43/CEE del Consejo, de 21 de mayo de 1992, relativa a la Conservación de los Hábitats Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres, lo que supone un compromiso de la Comunidad Autónoma para mantener los hábitats y especies amparados por ambas Directivas en un estado de conservación favorable, así como de dotar al espacio natural de un plan de gestión adecuado a sus necesidades de conservación.

 
El territorio del futuro Parque Natural alberga magníficos ejemplos de relieves en cárcavas en la raña.
El relieve de la Sierra Norte de Guadalajara es muy accidentado, conformando un conjunto montañoso que incluye diversas sierras y macizos, como el macizo del Pico del Lobo-Cebollera, la Sierra de la Tejera Negra (La Buitrera), la Sierra de Alto Rey, la Sierra de la Bodera, el Macizo de La Tornera-Centenera ( Sierras de Concha y de La Puebla) y la Sierra Gorda. En este relieve están presentes las tres cumbres de mayor altitud de Castilla-La Mancha: el Pico del Lobo (2.273 m), el Cerrón (2.199 m) y la Peña Cebollera Vieja o Tres Provincias (2.129 m).
Son en su mayoría macizos silíceos, con rocas de la era paleozoica y posiblemente también precámbrica, dominando las pizarras y cuarcitas, con presencia de gneises. La diversidad litológica se completa con la presencia en el límite sur del espacio natural, de la orla calizo-dolomítica secundaria. La elevada geodiversidad de la zona se completa con enclaves de gran interés mineralógico y petrológico (Hiendelaencina, El Cardoso, etc.), así como la gran abundancia y diversidad de elementos geomorfológicos de gran valor, como crestones cuarcíticos, escarpes, cuchillares, pedrizas, circos glaciares con presencia de restos de antiguas morrenas glaciares y diversas formas periglaciares, cluses fluviales, valles encajados y cascadas naturales sobre rocas paleozoicas, o un conjunto de hoces fluviales de gran valor ecológico sobre los materiales calizos, en Alpedrete de la Sierra, Retiendas o los cortados de Muriel. También aparecen sobre los materiales detríticos de las rañas, magníficos ejemplos de relieves en cárcavas.

El Pico Ocejón, el más querido por los alcarreños.
 
Estos sistemas montañosos son surcados por las cuencas hidrográficas de los ríos Jaramilla, Jarama, Lozoya, Sorbe y Bornova, con sus múltiples afluentes de aguas de excelente calidad biológica (Eremito, Berbellido, Sonsaz, Pelagallinas, San Cristóbal, etc.), todos ellos pertenecientes a la cuenca del Tajo. En la zona hay tres embalses importantes: El Vado, Beleña y Alcorlo, sobre los ríos Jarama, Sorbe y Bornova, respectivamente.

El área posee una excepcional importancia botánica, por albergar un amplio número de especies y comunidades eurosiberianas y orófilas, prácticamente únicas a escala regional. Varias de estas especies son endemismos orófilos del Sistema Central. Muchas de las comunidades son también endémicas del Sistema Central y sus mayores extensiones se encuentran en la porción Castellano-Manchega del mismo.

La gran variedad climática que encontramos en el territorio ocupado por la Sierra Norte de Guadalajara, permite la existencia de formaciones boscosas naturales muy diversas, con presencia de hayedos, bosquetes de tejo, rebollares, quejigares, encinares, pinares de pino silvestre, enebrales, enclaves con sabinar de sabina albar, y masas mixtas en que se mezclan estas formaciones vegetales. También presentan gran valor las formaciones de bosque de ribera asociadas a los cursos fluviales, con presencia de rodales de abedulares, alisedas, fresnedas, saucedas y alamedas de álamo blanco. Entre los matorrales presentes en la zona destacan los piornales-enebrales oromediterráneos, los brezales iberoatlánticos, los escambroñales, escobonales y retamares, o los matorrales calcícolas almohadillados espinosos. En cuanto a los pastizales de estas sierras, cabe destacar la presencia de formaciones de pastizales oromediterráneos, cervunales, majadales, pastizales eutrofos y de pastizales calcícolas secos. Finalmente, hay que destacar el alto valor de las formaciones de vegetación rupícola, asociada principalmente a los crestones cuarcíticos, así como de flora de turberas ácidas, en ambos casos con presencia de un gran número de especies de flora protegida.

 
Las edificaciones y construcciones, reflejan la geología del territorio sobre el que asientan: ejemplos de arquitectura negra de la zona.
La Sierra Norte de Guadalajara tiene también una gran importancia faunística. En la comunidad de rapaces rupícolas, destacan las poblaciones de águila perdicera, águila real, halcón peregrino, búho real y buitre leonado, así como la presencia de alimoche; entre las rapaces forestales, las poblaciones de águila culebrera, azor, halcón abejero, aguililla calzada y gavilán. También destacan, en el grupo de las aves, las poblaciones de chova piquirroja, becada, chotacabras gris, zorzal real, mirlo acuático, martín pescador, bisbita ribereño alpino, pechiazul, acentor alpino, roquero rojo, roquero solitario, alcaudón dorsirrojo o torcecuello, entre muchas otras especies.

En el grupo de los mamíferos, son destacables el corzo, la musaraña ibérica, el topillo nival, el murciélago de bosque, diversas especies de quirópteros rupícolas y otras especies como la nutria, la garduña, el tejón, el gato montés, la gineta, etc. En el grupo de los reptiles, el lagarto verdinegro, la lagartija roquera o la culebra lisa europea; en el de los anfibios, la presencia de salamandra común y tritón jaspeado; y en el de peces, las poblaciones de trucha, con ecotipos no contaminados genéticamente. Finalmente, en el grupo de los invertebrados, se `puede citar el ciervo volante y los lepidópteros Graellsia isabelae, Parnassius apollo o Nymphalis antiopa, entre muchas otras especies.

Desde el punto de vista del paisaje, el área incluye paisajes de montaña únicos en Castilla-La Mancha por sus características excepcionales y su elevada naturalidad. Las edificaciones y construcciones, en general, reflejan la geología del territorio sobre el que se asientan. Un ejemplo es la utilización de pizarras y cuarcitas en la denominada “arquitectura negra”, elemento del patrimonio cultural de prioritaria conservación. Como elementos de perturbación del paisaje, únicamente cabe citar los derivados de los incendios forestales, de la existencia de repoblaciones artificiales no integradas o de pistas forestales muy visibles sobre laderas descubiertas, o de elementos puntuales de degradación del paisaje


En la zona de la Sierra Norte de Guadalajara objeto de ordenación, se incluyen 46 núcleos urbanos pertenecientes a un total de 35 términos municipales. La densidad de población es muy baja y se concentra en pequeños núcleos rurales. Los usos principales en este territorio son el forestal, ya sea sobre bosques naturales o sobre repoblaciones artificiales, el ganadero en régimen extensivo y, en menor medida, la agricultura, y el uso cinegético, ubicándose en la zona la Reserva de Caza de Sonsaz, así como diversos cotos privados de caza. Más recientemente se ha experimentado un importante auge del senderismo y otros usos no consuntivos relacionados con el disfrute de la naturaleza. Todos esos usos pueden realizarse, de forma regulada, de manera que resulten compatibles con la conservación de los recursos naturales. Por el contrario, existe riesgo de que otros usos nuevos para la zona resulten agresivos con el medio natural y degraden sus actuales características.

Las anteriores consideraciones, atendiendo a la estimable riqueza natural contenida en el territorio de la Sierra Norte de Guadalajara, justifican la necesidad de adecuar la gestión de sus recursos naturales a los principios inspiradores de la Ley 9/1999, de 26 de mayo, de Conservación de la Naturaleza, siendo aconsejable iniciar en esta zona un Plan de Ordenación de los Recursos Naturales, que tenga por objetivos particulares el garantizar un estado de conservación favorable para los recursos naturales, con especial atención a los que se encuentran protegidos por la normativa regional o amparados por las Directivas 79/409/CEE y 92/43/CEE, así como el mantener la diversidad biológica y geológica y el paisaje natural propios de la zona.
¿Qué es un Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN)?
 
Es el instrumento de planificación básico de los espacios naturales protegidos (ENP). Tiene la finalidad de establecer las medidas necesarias para asegurar la protección, conservación, mejora y utilización racional del ENP.
El contenido mínimo de un PORN ha de ser:

  • Delimitación territorial objeto de ordenación.


  • Descripción e interpretación de sus características físicas y biológicas.


  • Definición del estado de conservación de los recursos naturales, formulando un diagnóstico del mismo y una previsión de su evolución futura.


  • Determinación en cada zona de las limitaciones generales y específicas que haya que establecer para los usos y actividades en función de la conservación de las áreas y de las especies a proteger, con especificación de las distintas zonas en su caso.


  • Aplicación, en su caso, de algún régimen de protección.


  • Concreción de aquellas actividades, obras o instalaciones, a las que deba aplicárseles el régimen de Evaluación del Impacto Ambienta.


  • Establecimiento de los criterios de referencia orientadores en la formulación y ejecución de las diversas políticas sectoriales que inciden en su ámbito territorial.
Los PORN son obligatorios y ejecutivos en las materias reguladas por la Ley 9/99, constituyendo sus disposiciones un límite para cualesquiera otros instrumentos de ordenación territorial física, cuyas determinaciones no podrán alterar o modificar dicha disposiciones. Además, tendrán carácter indicativo respecto de cualesquiera otras actuaciones, planes o programas sectoriales, y sus determinaciones se aplicarán subsidiariamente.

  
  
 
  
  
 
+ Info
Sierra Norte
¿Cuáles son los objetivos del PORN?
 
  • Definir y señalar el estado de conservación de los recursos y ecosistemas en el ámbito territorial de que se trate.


  • Determinar las limitaciones que deban establecerse a la vista del estado de conservación.


  • Señalar los regímenes de protección que procedan.


  • Promover la aplicación de medidas de conservación, restauración y mejora de los recursos naturales que lo precisen.


  • Formular los criterios orientadores de las políticas sectoriales, y ordenadores de las actividades económicas y sociales, públicas y privadas, para que sean compatibles con las exigencias señaladas.
¿Cuál es el procedimiento de aprobación del PORN?
 
Se inicia mediante acuerdo del Consejo de Gobierno a propuesta de la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural que se publica en el DOCM. Este Acuerdo incluye una breve descripción del medio natural, los motivos de inicio, el ámbito territorial y el recordatorio del Régimen de Protección Preventiva dispuesto hasta su aprobación.

Su elaboración y tramitación se realiza por dicha Consejería, e incluye los siguientes trámites:

  • Audiencia a los interesados.


  • Información Pública.


  • Consulta a los intereses sociales e institucionales afectados.


  • Consulta a asociaciones conservacionistas registradas.
Aprobación por el Consejo de Gobierno mediante Decreto.
¿Cuál es el procedimiento de aprobación de un Parque Natural?
 
Una vez aprobado el PORN, el acuerdo de inicio del procedimiento de declaración del Parque Natural se adoptará por el Consejo de Gobierno, publicándose en el DOCM.

La instrucción del procedimiento será realizada por la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural a través del Organismo Autónomo de Espacios Naturales. No será necesario reiterar los trámites realizados en la aprobación del PORN de audiencia a los interesados, información pública y consulta a los interesases sociales e institucionales afectados. Se recabará informa del Consejo Asesor de Medio Ambiente.

La declaración del Parque Natural corresponde al Consejo de Gobierno a propuesta de la Consejería de Medio Ambiente y DR, que será responsable de su administración y gestión, mediante la publicación de una Ley. Ésta incorporará a regulación general aplicable a los usos, aprovechamientos y actividades precisa para la conservación de sus recursos naturales según la clasificación que a continuación se recoge.
Estado en el que se encuentra el PORN de la Sierra Norte actualmente.
 
Las reuniones con la población local son un aspecto clave para la participación pública en la elaboración del PORN (Reunión de Villares de Jadraque, 6 de junio de 2008).
 
Por acuerdo de Consejo de Gobierno de 05-02-2008 (DOCM Núm. 40; 21 de febrero de 2008), se inicia el procedimiento para la elaboración y aprobación del plan de ordenación de los recursos naturales de la Sierra Norte de Guadalajara.

Este Acuerdo supone el primer paso para la declaración de un espacio natural protegido en parte de las 125.772 hectáreas afectadas de los términos de El Cardoso de la Sierra, Cantalojas, Galve de Sorbe, Condemios de Arriba, Condemios de Abajo, Albendiego, Ujados, Miedes de Atienza, La Miñosa, Prádena de Atienza, Atienza, Robledo de Corpes, Gascueña de Bornova, Hiendelaencina, Villares de Jadraque, Bustares, Navas de Jadraque, El Ordial, Arroyo de las Fraguas, La Huerce, Monasterio, Zarzuela de Jadraque, La Toba, San Andrés del Congosto, Semillas, Tamajón, Arbancón, Cogolludo, Retiendas, Valdesotos, Tortuero, Puebla de Valles, Valdepeñas de la Sierra, Valverde de los Arroyos, Majaelrayo y Campillo de Ranas.

La conclusión más probable del PORN será proponer la declaración de un Parque Natural, de aproximadamente 100.000 hectáreas, quedando el resto de la superficie como Zona Periférica de Protección o sin ningún régimen de protección.

El texto del PORN que finalmente e someta a información pública, esta siendo consensuado con todas las partes implicadas a través de un procedimiento de participación pública, que contempla las siguientes actuaciones:

  • Celebración de reuniones sectoriales, al menos con una periodicidad mensual, sobre los siguientes temas: ganadería, agricultura y aprovechamientos forestales, caza y pesca, actividades deportivas y de ocio en la naturaleza, turismo y hostelería, grupos conservacionistas, etc.


  • Celebración de reuniones de información general destinadas a la población local en aquellos municipios que así lo soliciten.


  • Se editará una hoja o boletín informativo que recoja los hechos más relevantes que tengan lugar.


  • Se ha habilitado una dirección de correo electrónico (pornsierranorte@jccm.es) para que se puedan hacer consultas por esta vía. Además, se pretende crear una página web específica sobre el estado del PORN. Todas las sugerencias que se quieran realizar pueden dirigirse a los Servicios Provinciales del Organismo Autónomo de Espacios Naturales Protegidos de Guadalajara (C/ Cardenal González de Mendoza, 7-9; 19.071-Guadalajara).
El futuro Parque Natural
 
 
El Parque Natural que finalmente se creé después de terminar el procedimiento descrito, permitirá por una parte el mantenimiento y fomento del los aprovechamientos tradicionales, así como abrirá nuevas puertas para potenciar el desarrollo rural a través de actuaciones de los Ayuntamientos, particulares y empresas, como por ejemplo es el caso del Fondo Verde (Orden de 14-12-2005), todo ello garantizando la adecuada conservación de sus recursos naturales.
Juan Sanz Martínez
Organismo Autónomo Espacios Naturales de Castilla-La Mancha
  subir  
 
       
©2008. Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural.
Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha