EDITORIAL
 
 
Es el otoño una época en la que nuestros campos y montes adquieren una destacable riqueza cromática. Las tonalidades doradas de las galerías fluviales alternan con los ocres de robledales y castañares, o con los tonos rojizos de los hayedos. Parajes como la Sierra de San Vicente, el Hayedo de Tejera Negra o el Barranco del río Dulce, se convierten en estas fechas en importantes reclamos para un gran número de visitantes.

La maduración otoñal de los frutos unida al laboreo y siembra de los cultivos extensivos de cereales, o la montanera de las dehesas, hacen que nuestros campos se transformen en esta época en una auténtica despensa, a la que se sienten atraídas las especies migratorias que, huyendo del rigor invernal de los países del norte de Europa, eligen nuestro territorio para la invernada. Basta echar un vistazo hacia arriba para observar las formaciones de grullas surcar nuestros cielos cantando con sus peculiares voces.

También el hombre acude a esta rica “despensa” de nuestros campos. Así, el tradicional aprovechamiento de hongos comestibles, o de castañas, convierten al otoño, para cada vez más gente, en la época más sugerente del año para disfrutar de nuestro entorno natural. Conseguir que este disfrute pueda realizarse de una forma respetuosa con el medio ambiente es un objetivo que todos debemos tener presente.

Para abrir el número, os sugerimos una ruta por las fuentes del término municipal de Valdemeca, en la Serranía de Cuenca. Un recorrido que nos permitirá apreciar esta auténtica joya del patrimonio etnográfico castellanomanchego ubicada en uno de los rincones privilegiados del Parque Natural de la Serranía de Cuenca.

En el apartado de gestión de residuos, los técnicos de la Asociación para la Investigación y el Desarrollo Industrial de los Recursos Naturales (AITEMIN) nos acercan a ECOCERÁMICA, un proyecto cuyo objetivo es valorizar los lodos originados de la depuración de aguas residuales para su utilización como aditivo en la industria cerámica.

En nuestra sección dedicada a la Red de Áreas Protegidas, nos ocupamos en este número de un abedular, otra formación arbórea que, ahora en otoño, viste sus mejores galas. Se trata de la Reserva Fluvial del Abedular de Riofrío, una rara representación de estos bosques típicamente eurosiberianos en latitudes tan meridionales como las de los Montes de Toledo.

Las páginas de Educación Ambiental están dedicadas a un equipamiento perteneciente a la Diputación Provincial de Cuenca, el Albergue Fuente de las Tablas, un centro fundamentalmente orientado a escolares que lleva ya cinco años promocionando el conocimiento del medio natural mediante la combinación de actividades educativas con el ocio y el ejercicio del deporte, todo ello aprovechando los recursos que le proporciona su privilegiada ubicación dentro del Parque Natural de la Serranía de Cuenca.

Por último, dedicamos la sección de Desarrollo Sostenible a los espacios verdes urbanos, esos pequeños reductos de la naturaleza en nuestros pueblos y ciudades, que además de servir de puntos de encuentro, cada vez deben desempeñar una función más importante tanto en la educación y sensibilización ambiental como en la conservación de la biodiversidad en los ambientes urbanos.
 
   
©2019. Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural.
Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha