GESTIÓN DE RESIDUOS
 
Antecedentes
 
Técnico tomando medidas de la balsa de almacenamiento de estiércoles de porcino.
 
La intensificación de la actividad agropecuaria ha propiciado un desequilibrio en el ciclo del nitrógeno, al aportar de modo artificial una mayor cantidad de este elemento de la que los ecosistemas pueden asumir. Las consecuencias del aumento de este macronutriente en el suelo y, por consiguiente en las aguas, son la eutrofización de las mismas y el detrimento de su calidad sanitaria.

La complejidad del establecimiento de medidas eficaces para paliar la contaminación de las aguas por nitratos se fundamenta en la alta movilidad del nitrógeno en aguas y suelos, la baja tasa de renovación de los sistemas acuíferos, la diversidad de las fuentes contaminantes y su dispersión geográfica.

Atendiendo a estas consideraciones, se hace patente la necesidad de la actuación de las Administraciones Públicas, con la cooperación de agricultores y ganaderos, para alcanzar unos niveles de nitratos en las aguas que no comprometan su aptitud para los usos a los que se destine.

La Directiva 91/676/CEE, de 12 de diciembre de 1991, relativa a la protección de las aguas contra la contaminación producida por nitratos procedentes de fuentes agrarias, que fue transpuesta a nuestro ordenamiento jurídico por el Real Decreto 261/1996, de 16 de febrero, establece que las Comunidades Autónomas deben designar las zonas vulnerables a la contaminación de las aguas por nitratos de origen agrario, en sus respectivos territorios atendiendo fundamentalmente a la concentración de nitratos en las aguas, estableciendo el límite genérico de 50 mg/l.

En Castilla-La Mancha se han designado 7 zonas vulnerables a la contaminación por nitratos procedentes de fuentes agrarias: “Mancha Occidental” y “Campo de Montiel”, mediante la Resolución de 7-08-1998; “Mancha Oriental”, “Lillo-Quintanar-Ocaña-Consuegra-Villacañas”, “Alcarria-Guadalajara” y “Madrid-Talavera-Tiétar”, por la Resolución de 10-02-2003; y “Campo de Calatrava”, mediante la Orden de 21-05-2009.

Además de las designaciones mencionadas, la normativa europea y nacional exige la aprobación de programas de acción (o de actuación) que establezcan medidas específicas destinadas a evitar la contaminación difusa de las aguas procedente de fuentes agrarias. En Castilla-La Mancha se han publicado hasta la fecha cuatro programas de actuación: dos de ellos asociados a las dos primeras resoluciones de designación; un tercero, en el que se refunden y revisan los anteriores y se adaptan algunas medidas ante la evolución mostrada, el aprobado por la Orden de 10-01-2007; y el vigente en la actualidad, aprobado por la Orden de 4-02-2010, que incluye la nueva zona designada.
Justificación de la normativa actual
 
La designación de la zona “Campo de Calatrava” ha sido motivada por los requerimientos de la Comisión Europea referentes al procedimiento de infracción abierto al Reino de España por incumplimiento de la Directiva de Nitratos. A partir de nuevos datos sobre la determinación de aguas afectadas (Resolución de 4 de diciembre de 2009 de la Dirección General del Agua, por la que se determinan las aguas afectadas por la contaminación, o en riesgo de estarlo, por aportación de nitratos de origen agrario dentro de las cuencas hidrográficas intercomunitarias) se han incluido nuevos términos municipales a las zonas vulnerables “Campo de Montiel” y “Mancha Oriental”.


Queda evidenciada la necesidad de dar cobertura a la zona vulnerable “Campo de Calatrava” a efectos de las medidas de carácter ambiental para evitar la contaminación por nitratos de origen agrario. Esto ha motivado la aprobación de un nuevo programa de actuación, que además se ajustara a los requerimientos de la Comisión Europea. Así, se aprueba mediante la Orden de 4-02-2010, el programa vigente en la actualidad, cuyo ámbito territorial abarca toda la superficie designada vulnerable hasta la fecha en Castilla-La Mancha.
Novedades introducidas en el programa de actuación vigente
 
En el programa de actuación aprobado mediante la Orden de 4 de febrero de 2010 se han intentado corregir las carencias detectadas por la Comisión Europea; y que, a su vez, resultara un documento de fácil lectura y aplicación. De esta forma, se han delimitado claramente lo que serían obligaciones y prohibiciones de lo que constituirían meras recomendaciones. Los documentos de información que servirán para el control de la fertilización también han evolucionado, estableciéndose por una parte la llevanza de registros por parte de los explotadores y por otra los planes de gestión de estiércoles que deben presentar los ganaderos. Respecto a este colectivo, cambia también la tabla que establece la cantidad de nitrógeno excretada por la cabaña ganadera según especies, tomando la que propone el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino en su proyecto de Real Decreto de estiércoles más reciente. Se introducen previsiones sobre la fertilización nitrogenada en terrenos con distinta pendiente, circunstancia que no se contemplaba en el anterior programa de actuación.

  
  
 
  
  
 
+ Info
Figura 1: Zonas vulnerables a la contaminación por nitratos de origen agrario en Castilla-La Mancha. Fuente: Elaboración propia
Para una información más detallada por año y punto de muestreo se puede consultar el visualizador interactivo en la página Web del Instituto Técnico Agronómico Provincial: itap.es
Evolución de la concentración de nitratos en las aguas de Castilla-La Mancha entre 2005-2009
 
En este periodo se han efectuado diversos muestreos de aguas de abastecimiento y de las aguas extraídas de pozos de fincas agrícolas colaboradoras situadas en zonas vulnerables. A continuación se muestran los resultados de la evolución de la concentración de NO3- en las 6 zonas vulnerables estudiadas.

Mancha Occidental

Situación actual
En 2009 se muestrearon 22 municipios. En 7 de ellos se han detectado concentraciones de nitratos superiores a 50 mg/l (32%).

Evolución
En los cinco años de estudio solamente el 20 % de las muestras analizadas supera el valor paramétrico de 50 mg/l para NO3-
La tendencia observada de la concentración de nitratos es ligeramente descendente, manteniéndose entre 30 y 40 mg/l

Evolución del contenido medio de NO3-(mg/l). Zona vulnerable Mancha Occidental

Campo de Montiel

Situación actual
En 2009 se muestrearon 7 municipios. El 86% de ellos supera la concentración de nitratos de 50 mg/l.

Evolución
En periodo de estudio el 69 % de las muestras analizadas superan los 50 mg/l para NO3-
La tendencia observada de la concentración de nitratos es estable sobre un valor que supera el paramétrico, 60 mg/l.

Evolución del contenido medio de NO3-(mg/l). Zona vulnerable Campo de Montiel

Mancha Oriental

Situación actual
Los resultados para 2009 han sido similares a los de campañas anteriores. Se muestrearon 22 municipios, de los cuales sólo el 14% ha mostrado concentraciones de nitratos superiores a 50 mg/l. El 56% de las muestras tienen concentraciones inferiores a 25 mg/l de NO3-

Evolución
Evolución
Según los datos recopilados se constata unos niveles aceptables de nitratos con tendencia a la baja en estos cinco años. Solo un 13% superó el valor paramétrico y un 53% mostró valores inferiores a 25 mg/l de NO3-
La tendencia observada de la concentración de nitratos es ligeramente descendente, manteniéndose entre 20 y 30 mg/l

Evolución del contenido medio de NO3-(mg/l). Zona vulnerable Mancha Oriental

Lillo-Quintanar-Ocaña-Consuegra-Villacañas

Situación actual
En 2009 se muestrearon 16 municipios. El 50% de ellos han mostrado concentraciones de nitratos superiores a 50 mg/l. El 64% de las muestras analizadas tenía concentraciones inferiores a 40 mg/l; y el 33% de las muestras superó el valor paramétrico.

Evolución
En los cinco años de estudio solamente el 25 % de las muestras analizadas superan los 50 mg/l de NO3- ; y un 55% está por debajo de los 40 mg/l
La tendencia observada de la concentración de nitratos es ascendente, acercándose a la zona crítica, con valores entre 30 y 45 mg/l.

Evolución del contenido medio de NO3-(mg/l). Zona vulnerable Lillo-Quintanar-Ocaña-Consuegra-Villacañas

Alcarria-Guadalajara

Situación actual
En el año precedente se muestrearon 10 municipios. El número de puntos de muestreo se ha reducido en esta zona para que la red de muestreo sea compatible con la de la Confederación Hidrográfica del Tajo.
El 55% de las muestras ha superado el valor paramétrico, el 21% arroja valores entre 40- 50 mg/l de NO3-; y el 24% están por debajo de los 40 mg/l

Evolución
La tendencia es estable ligeramente al alza, aunque tenemos que tener en cuenta la reducción en el número de los puntos de muestreo de los últimos 2 años. Habría que hacer muestreos en años sucesivos en estos nuevos puntos para poder hacer unas inferencias más certeras.

Evolución del contenido medio de NO3-(mg/l). Zona vulnerable Alcarria-Guadalajara

Madrid-Talavera-Tiétar

Situación actual
En 2009 se han tomado 48 muestras en 32 municipios. El 19% de las muestras superó el nivel paramétrico; y un 65% de ellas mostraba valores inferiores a los 25 mg/l.

Evolución
En los cinco años de muestreo solamente el 20 % de las muestras analizadas superan los 50 mg/l de NO3-
La tendencia observada de la concentración de nitratos es descendente, alejándose progresivamente de la zona crítica, con valores entre 40 y 25 mg/l.

Evolución del contenido medio de NO3-(mg/l). Zona vulnerable Madrid-Talavera-Tiétar
Conclusiones generales
 
Las figuras mostradas ponen de manifiesto la estabilidad o, por lo general una leve mejoría en los niveles de nitratos en las aguas de la región. Esto se debe fundamentalmente a la lentitud en los procesos naturales de eliminación de este compuesto en las aguas subterráneas, principal origen del agua en los muestreos.

El establecimiento de nueva normativa autonómica acorde con la legislación nacional y europea no resuelve por sí mismo el problema. Se precisa una intensa colaboración por parte del sector primario para que se dé una mejora real de la situación. Hay que incidir en labores de concienciación hacia los agricultores y ganaderos con la finalidad de que efectúen un manejo racional de los fertilizantes nitrogenados. Estas acciones no sólo pueden emplear argumentos medioambientales sino económicos y de eficiencia energética para lograr su objetivo.

  
 
Manuel Denia Martos
Servicio de Residuos. D.G. Calidad y Sostenibilidad Ambiental.
Consejería de Industria, Energía y Medio Ambiente
 
   
©2019. Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural.
Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha