EDUCACIÓN AMBIENTAL
 
 

Una ubicación privilegiada en la ciudad de Cuenca, un diseño arquitectónico de vanguardia, contenidos expositivos innovadores, y unos exteriores en los que se reproducen hábitat naturales de nuestra región, se alían con un mismo objetivo: invitar al visitante a una reflexión sobre su relación con el medio ambiente.
Arquitectura de vanguardia al servicio de la didáctica ambiental
 
Desde sus terrazas y miradores, Ars Natura nos brinda una visión de Cuenca desde una nueva perspectiva

El edificio de Ars Natura es obra de los arquitectos Carlos Asensio y José María de Lapuerta, que lo pensaron como un elemento integrado en el paisaje y al tiempo como remate y edificio emblemático de la ciudad de Cuenca.

 
En la concepción del edificio se ha usado la perspectiva, enmarcando zonas de paisaje, creando miradores y paisajes interiores controlados
El edificio intenta recrear y evocar, sin imitarlos, diferentes elementos representativos del paisaje conquense, como las hoces, los tormos, farallones, atalayas o relieves cársticos, insinuando en el observador las sensaciones que se tienen al observar los paisajes evocados, y haciendo del edificio una continuación de sus contenidos.

Está concebido de forma que el exterior esté continuamente presente en el interior, haciendo que el paisaje penetre en sus salas ofreciendo al visitante impresionantes perspectivas de la ciudad de Cuenca y su entorno.

El edificio lo forman cuatro módulos o “dedos” que en tres niveles de altura contienen 6 zonas diferenciadas. En el nivel 0 encontramos la zona de acceso que se realiza a través de uno de los elementos más espectaculares del edificio: una plaza parcialmente cubierta por un voladizo de 17 metros de vuelo. Desde ella se accede a la zona de recepción, área administrativa, a la cafetería y al restaurante. También en este nivel se encuentran la biblioteca y el aula didáctica, así como una tienda en la que podemos adquirir un recuerdo del centro. La zona de exposición permanente se distribuye entre los tres niveles del edificio, encontrándose en el nivel -1 otro de los elementos destacados del edificio: un acuario que permite recrear el ecosistema fluvial de nuestra región, albergando a algunas de las especies piscícolas más significativas. En el nivel +1 encontramos la zona de exposiciones temporales y el auditorio, que se proyecta sobre la plaza de acceso ofreciendo al visitante a través de su ventanal posterior la sensación de asomarse a un precipicio con impresionantes vistas.
  
 
El uso del agua y la vegetación son aspectos clave en el diseño de los exteriores de Ars Natura.


Dos de estos niveles están comunicados con el exterior, posibilitando los itinerarios que conectan los contenidos del interior con la zona ajardinada exterior, en la que quedan perfectamente integradas las cubiertas del edificio.
Los exteriores
 

La ubicación del centro en el Cerro Molina, sobre una extensa superficie de casi 6 hectáreas de terreno, ha permitido diseñar una zona exterior de jardín-parque que funciona como prolongación del edificio. Habitado por gran número de especies adaptadas al clima conquense, en representación de todos los ecosistemas de Castilla-La Mancha, en él tienen cabida los pinos piñonero, rodeno, negral, carrasco y albar, las sabinas albar y rastrera, el roble melojo, los quejigos, las encinas, los álamos, los frutales, y así hasta un total de unas 400 especies distintas de plantas. Junto a los estanques localizados delante de la fachada principal del edificio, se intentan reproducir los principales tipos de humedales que encontramos en nuestra región, desde los fríos humedales oromediterráneos localizados en nuestras zonas de montaña, hasta los termomediterráneos, de clima más cálido y seco, pasando por los supramediterráneos y mesomediterráneos.
  
 
Se han previsto adaptaciones para facilitar el acceso de personas con movilidad reducida o discapacidad visual a los contenidos expositivos


La zona cuenta con una red de senderos que nos permite un recorrido durante el cual, por medio de paneles informativos, podemos familiarizarnos con las distintas especies y formaciones vegetales, al tiempo que disfrutamos de unas magníficas vistas de la ciudad de Cuenca, que aparece a nuestros pies bajo una perspectiva poco conocida hasta ahora.
El proyecto educativo
 
El presidente Barreda durante la inauguración del centro
 
Desde el punto de vista de la educación ambiental, Ars Natura se configura como un espacio donde favorecer la comprensión de los procesos ambientales y su conexión con los procesos sociales, económicos, y culturales, buscando la sensibilización de los castellano-manchegos en materia de medio ambiente y en especial hacia la biodiversidad de la región, haciendo hincapié en la relación entre el ser humano y la naturaleza.

En este sentido, Ars Natura cuenta con una variada oferta educativa articulada en torno a un proyecto educativo ambiental. Como elemento destacado no podemos olvidar la infraestructura expositiva del centro, en la que se ha buscado, además de la adaptación a distintos tipos de destinatarios, ofrecer a los visitantes la posibilidad de interaccionar, de forma que cada uno pueda seleccionar los contenidos que más le interesen y disfrutar de un itinerario autoguiado en el que se alternan los elementos audiovisuales y las nuevas tecnologías, presentando los contenidos de una forma atractiva a la vez que didáctica.

 
Uno de los recursos más llamativos con los que cuenta el centro es el acuario
En la exposición permanente aparecen representadas las distintas unidades naturales que conforman el medio físico de nuestra región, y la forma en que en cada una de ellas el hombre se ha relacionado con la naturaleza a lo largo de la historia. El cambio climático, el desarrollo sostenible, el aprovechamiento racional de recursos, la gestión de residuos, o los usos tradicionales, tienen su sitio entre los contenidos expositivos de Ars Natura. Para favorecer el acceso de todo tipo de personas a los contenidos de la exposición, el centro está dotado de rampas para personas con movilidad reducida, así como señalización y contenidos en braille para personas que presenten discapacidad visual.


El centro dispone de una sala de exposiciones temporales de casi 300 metros cuadrados útiles
 
El otro aspecto clave de este proyecto es el equipo educativo, formado por una coordinadora educativa y 4 monitores de educación ambiental que se encargan de dinamizar las actividades del centro. Así, se ofrece la posibilidad de realizar hasta 10 tipos de visitas guiadas con distintos contenidos y adaptadas a los distintos tipos de destinatarios, prestando una especial atención a la población escolar. También se realizan talleres de educación ambiental tanto para público infantil como juvenil o familiar, y se organizan actividades los días conmemorativos relacionados con el medio ambiente (Día Mundial del Medio ambiente, Día de los Humedales, Día de las Aves, …).

Sin abandonar el plano educativo, destaca la biblioteca de Ars Natura, que pretende convertirse en un punto de consulta sobre temas ambientales, ofreciendo la posibilidad de acceder a ediciones impresas de publicaciones sobre medio ambiente.
  
 
La visita a Ars Natura invita a una reflexión sobre los cambios que la actividad humana ha introducido en la naturaleza y sobre las acciones que pueden conducirnos a un futuro insostenible.
Un referente para la ciudad de Cuenca
 
 
Además de la oferta educativa, y de la singularidad de su arquitectura, Ars Natura cuenta con otros elementos que lo convierten en un auténtico referente para la ciudad de Cuenca.


 
En el aula didáctica se cuenta con las instalaciones necesarias para la realización de talleres ambientales destinados a escolares
Su auditorio, con capacidad para 330 personas, está dotado con la más alta tecnología audiovisual, con siete proyectores de alta definición, pantallas rectráctiles y un sistema de sonido envolvente. Dispone también de un sistema de microfonía y un panel de control remoto que monitoriza tres cámaras robotizadas, previstas para la retransmisión de los actos en la propia sala. Esta dotación lo convierte en un lugar ideal para albergar cualquier tipo de jornadas, congresos y conferencias.


 
El área de restauración está regentada por Manuel de la Osa, uno de los cocineros más reconocidos dentro de la cocina española, lo que convierte a Ars Natura en un referente también desde el punto de vista gastronómico. Con inspiración en las viejas recetas manchegas, el restaurante Ars Natura-Manolo de la Osa nos invita a degustar una cocina de vanguardia que combina la tradición con la modernidad.

El auditorio, dotado de las últimas tecnologías y con capacidad para más de 300 personas, convierten a Ars Natura en lugar idóneo
para albergar cualquier tipo de jornadas, congresos y conferencias

  
 
Desde su puesta en funcionamiento el pasado mes de abril, Ars Natura ha recibido ya a más de 10.000 visitantes.

 
   
©2019. Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural.
Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha